jueves, 28 de noviembre de 2013

¿Voluntad Forzada o Fuerza de Voluntad?

Cuando redactaba este mensaje me inspiré con esta canción que me gustaría que escuchen mientras leen a ver si así sienten lo que yo sentí al escribir...




Hace unos seis meses me daba cuenta de lo gordo y ancho de mi cuerpo en comparación a cuando estaba aun soltera, entonces comenzamos con Felipe a correr lo cual duro solo una semana, yo por otra parte empezaba una rutina de ejercicios que nunca continué. Seguía comiendo en las noches con los amigos alimento que solo aportaba más y más grasa. Hasta que hace unas dos semanas me miré y me dije "ya basta de gordura, necesito estar mas saludable!", así que comencé con ejercicios (Zumba, trote, máquina) y por sobre todo a comer como corresponde, debo decir que NO me a costado tanto como cuando comencé la primera vez, mi rutina de ejercicios no se tranza, tengo mayor energía y ganas de alimentarme nutritivamente, las consecuencias han sido muy buena ha pesar del poco tiempo que llevo haciéndolo, pero por sobre todo me siento bien porque he logrado esa fuerza de voluntad que tanto anhelaba, es que no es lo mismo cuando te obligan a hacer algo que cuando lo haces por ti, por tus ganas de cambiar. 



Ayer estuve analizando mucho todo el cambio que estoy teniendo en estas semanas no pude evitar relacionarlo con algo del evangelio que sentí la impresión de compartirlo con ustedes. Y aquí estoy dándole al teclado para que puedan comprender y sentir aquello que quiero compartir, en especial a quienes sienten que sus debilidades son mas fuertes que ustedes mismo y que nos les permiten seguir firmes en el evangelio.

En el libro de mormón encontramos la breve historia de Coriantón hijo de Alma (Alma hijo de Alma el que fue sacerdote del Rey Noé) quien se fue tras una mujer de mala reputación llamada Isabel (Alma 39: 3). Luego de haber hecho eso fue reprendido por su padre, pero aun así él seguía teniendo muchas dudas en relación al evangelio las cuales fueron aclaradas por Alma. Pero lo que me llama mas la atención de Coriantón, es que no se le vuelve a mencionar hasta el capítulo final del "Libro de Alma" con la siguiente frase " ... había partido para la tierra del norte en un barco, para llevar provisiones a la gente que había ido a aquella tierra." (Alma 63:10) Al pensar en esto me di cuenta que tiene mucho sentido esa breve historia, Coriantón al ser un hombre sin la responsabilidad de un cargo de apostolado o profético, al igual que nosotros SÍ fue llamado a predicar el evangelio, pero también contaba con debilidades de un hombre natural, pero me gusta leer que luego de haber sido amonestado por su padre el siguió firme en el evangelio. Creo que esa voluntad que le forzó su padre para que meditara en cuanto al evangelio, ayudo a que él pudiera tener su propia fuerza de voluntad y cambiar porque él así lo quería.

Desde épocas muy antiguas el mundo ataca a quienes tratan de seguir las enseñanzas de Cristo, una ejemplo perfecto lo encontramos en tercer Nefi: "Y también hubo causa de mucha tristeza entre los lamanitas; porque he aquí, tenían muchos hijos que crecieron y aumentaron en años hasta actuar por sí mismos, y unos que eran zoramitas los indujeron, con sus mentiras y sus palabras aduladoras, a unirse a esos ladrones de Gadiantón." Hoy no existen Zoramitas pero si hay muchas modas que inducen a seguirlas y que si no nos mantenemos firmes en nuestras creencias no pueden tomar y nunca dejar.

También se que muchos de nosotros tenemos grandes debilidades al igual que Coriantón, muchas de las cuales nos entristecen, lo importante es ser fuerte y vencer esa debilidad, no digo que va a ser algo que cambie de un momento a otro tan fácilmente, requiere un proceso de arduo trabajo en que nuestra debilidad se convierta en fortaleza, una de las claves la da Éter "y si los hombres vienen a mí, les mostraré su debilidad. Doy a los hombres debilidad para que sean humildes; y basta mi gracia a todos los hombres que se humillan ante mí; porque si se humillan ante mí, y tienen fe en mí, entonces haré que las cosas débiles sean fuertes para ellos." (Éter 12:27) 

Las debilidades pueden presentarse en cualquier tipo de forma, física, emocional, carnal, de consumo, etc. es por eso que otra de las claves para afrontarlas podemos encontrala en uno de sus tantos discursos de el Elder Russell M. Nelson: "A veces la necesidad de perseverar se presenta al afrontar un problema físico. Cualquiera que padezca una grave enfermedad o los achaques de la edad tiene la esperanza de poder perseverar hasta el fin de tales aflicciones. La mayoría de las veces, los problemas físicos sumamente difíciles también van acompañados de retos espirituales."

Quiero dejarles con los mejores deseos para ustedes quienes tienen grandes pesares por sus debilidades, pero también a ustedes que sienten que su debilidad es nada en comparación con las que tiene algún familiar o amigo, que sufren por causa del pesar de quién esta vagando en el mundo por no encontrar el camino de vuelta casa o si conocen a alguien que trata y trata de hacer de lo débil algo fuerte de sobrellevar, a todos ustedes que se preocupan de su prójimo en dificultades les digo..no les dejen de lado, luchen junto con ellos, ayudenlos a perseverar con fe, sean como Alma, impulsen a hacer lo bueno hasta que por ellos mismos logren esa Fuerza de voluntad para lograr aquel cambio, ustedes no estarán solos en esta batalla porque el Padre Celestial les cubrirá con su amor y les consolará a través de su Santo Espíritu, tengo la convicción de que así es y será para ustedes, si tan solo ejercen esa fe aunque sea como un grano de mostaza, Él les ayudará para siempre y por siempre.



Flacos
Año 2011
Gordos
 Año 2013


viernes, 25 de octubre de 2013

Una prueba de Fe

En mi gran familia se encuentra mi abuela,  lleva más de 80 años de vida, fuerte e inmutable al igual que un Roble, ella permanece en el evangelio que heredo a toda su progenie a pesar de las dificultades que ha pasado a lo largo de sus años. Hace un tiempo cuando las cosas no marchaban bien y yo me preguntaba porque siempre debíamos pasar por cosas tan duras me enseñó una gran lección. Ella dijo "si miramos a nuestro alrededor todos están pasando por un mal momento en sus vidas, hay quienes lo pasan peor que nosotros he incluso no tienen el evangelio en sus vidas".

Cuando me enteré que estaba embarazada fui tan feliz junto a mi amado esposo, podríamos tener más integrantes en nuestra familia y compartir esa enorme cuota de amor que abunda en nuestro entorno, los días pasaron y me enteré que mi embarazo estaba con problemas y que posiblemente perdería al bebé, con Felipe comenzamos a orar para poder entender la voluntad del Padre Celestial en cuanto a la venida de nuestro pequeño o pequeña, continué con los exámenes hasta que definitivamente el Doctor nos dio la noticia que quizás esperábamos pero que con un poco de esperanza nuestro deseo era que no fuera cierto, "nuestro bebé había muerto y tan solo queda esperar a que mi cuerpo lo expulse". Fue una noticia muy amarga, preguntas como ¿Por qué a nosotros si anhelamos ser padres? ¿Algo anda mal con mi cuerpo? ¿No fui capaz de cuidarme lo suficiente?, fue inevitable que las lágrimas rodearan mis mejillas, pero cuando recordé que había puesto mi confianza en el Padre Celestial comprendí que simplemente no era el momento y que debía prepararme mejor, para cuando nuevamente ese espíritu necesite venir a la tierra a ser parte de nuestra vida familiar. 

Al recordar las palabras que mi abuela me dijo en esa ocasión, he podido observar el entorno y las dificultades que en el mundo se presentan y puedo decir que la vida no es fácil de sobrellevar, pero que cuando miramos a nuestro alrededor y olvidamos nuestro pesar y damos la mano a nuestro prójimo, todo es mucho más llevadero, porque no seremos los primeros ni los últimos que pasaremos por dificultades, ésta es la esencia de vivir aquí en la tierra, experimentar esos pesares para poder recibir y dar consuelo a quienes más lo necesiten, es lo que Jesucristo hizo al tomar un cuerpo físico y vivir en medio de la humanidad, siendo un hombre perfecto, expió por nuestros pecados para llegar a ser... nuestro GRAN CONSOLADOR.


jueves, 12 de septiembre de 2013

Vida saludable


"La buena salud es una parte importante de ser autosuficientes. El proteger nuestra salud nos permitirá alcanzar nuestro potencial divino y servir a los demás con más eficacia. La forma en que tratamos nuestro cuerpo afecta a nuestra salud espiritual y nuestra capacidad para recibir la guía del Espíritu Santo. Con el fin de conservar nuestra salud, debemos obedecer la Palabra de Sabiduría, comer alimentos nutritivos, hacer ejercicio con regularidad y dormir lo suficiente."

Hermanas del barrio que participaron en la actividad.

Les dejo una rutina fácil y sencilla para que puedan hacer en sus casas y así ir mejorando su vida saludable. Disfrútenlo!!




lunes, 26 de agosto de 2013

Predicar el evangelio bendice nuestras vidas


La lectura siempre ha sido una buena amiga en mi vida, uno de los libros que me gustó de pequeña fue El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, cursaba cuarto básico cuando en el texto de Lenguaje encontré un fragmento que me pareció interesante al leer, luego de eso fui donde mi madre a preguntarle si lo conocía, para mi mayor sorpresa era uno de los favoritos de ella y lo teníamos en casa, así que pude ser capaz de leerlo. Con el tiempo olvide un poco la trama y volví a retomar su lectura, esta vez a una edad más madura, fue cuando las palabras tomaron mayor sentido.  Para poner en contexto a quienes nunca han leído este libro, el principito era un niño de un planeta muy pequeño, durante el libro él explora otros planetas de los cuales aprende algo nuevo de cada habitante. Hoy solo quiero referirme a una de las tantas frases famosas e interesantes de analizar del Principito que dice: “No encontrarás la paz si no cambias las cosas. Si no te conviertes tú mismo en vehículo, vía y movimiento”

Esta frase la encontré muy conveniente para poder explicar la temática de mi discurso, es por eso que a medida que avance en mi oratoria, volveré a utilizarla nuevamente.

Hubo un tiempo en que mi deseo por salir a la misión fue muy grande así que abrí mi carpeta y comencé a realizar mis exámenes y las entrevistas con mis líderes, en el mismo tiempo en que estaba casi todo listo para enviarla conocí a Felipe, empezamos a salir y a conocernos mejor, pero me perturbaba pensar en sentir algo por él, yo quería ser misionera de tiempo completo, pero el Padre Celestial en su eterna sabiduría quiso algo distinto, entonces luego de mucha oración  tomé la decisión de quedarme y seguir con Felipe para ver que nos depararía el futuro, ahora ustedes ya saben que paso, ¡me atrapo y me casé!

El apóstol Marcos en el nuevo testamento enseñó: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. (Marcos16:15) ¿Cómo lo hacemos posible si no somos llamados como misioneros de tiempo completo o cómo seguimos ese mandato cuando el período en el que fueron misioneros ya acabo? En la actualidad hay más de 7.000 millones de personas en el mundo, pero según el informe dado en la última conferencia solamente 58.990 son misioneros de tiempo completo de un total de 14.782.473 miembros. Debido a estas cifras tan contrastantes es que a los miembros de la Iglesia se les invita a compartir el Evangelio con sus amistades, naciendo la famosa frase cada miembro un misionero a fin de que más personas tengan la oportunidad de aprender de Jesucristo de una manera personal y significativa. El compartir el Evangelio surge como resultado natural de observar las bendiciones del Señor en nuestras vidas y querer compartir esas bendiciones con los demás.

¿A quién compartir el evangelio? El Élder Neil L. Andersen da la clave: Les prometo que cuando oren para saber con quién hablar, les vendrán nombres y rostros a la mente, y se les darán las palabras que tendrán que decir justo en el momento en que las necesiten. Se les presentarán oportunidades, la fe superará la duda, y el Señor los bendecirá con sus propios milagros.

Al compartir el evangelio con otras personas las dudas de ellos comenzarán a salir a la luz y con ellos también las preguntas, El apóstol Pablo aconsejó: “Estad siempre preparados para responder con mansedumbre y reverencia a cada uno que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” (1 Pedro 3:15) Es por esto que es de suma importancia el estudio personal del evangelio.

Cada día somos bombardeados de una enorme cantidad de información en nuestros correos electrónicos, Facebook, Twitter, Whatsapp, etc. ¿Por qué no ser nosotros quienes compartimos información valiosa sobre nuestras creencias? Durante el transcurso de estos últimos años, los apóstoles y profetas, ya sea en conferencias o charlas han instado con mayor frecuencia la importancia de compartir el evangelio a través de las herramientas que ofrece internet en conjunto con las redes sociales. En la conferencia de Octubre del 2011 fue cuando esa invitación llego a mis oídos, al igual que a los de muchos de ustedes. Yo ya había comenzado a escribir en mi blog hace unos años atrás, pero solo en algunas ocasiones compartía algo del evangelio, luego a fines del año pasado decidí crear otro blog en el que pudiera relatar un poco la vida de una Santo de los Últimos días y mostrar al mundo lo bien que me hace vivir el evangelio. He podido ver como mis publicaciones han sido leídas por personas de diversas partes del mundo  desde América del Norte al Sur e inclusive de Alemania y Rusia. En una de esas publicaciones tengo el siguiente comentario: la verdad no te conozco, pero gracias por compartir estas palabras tan especiales, estoy a punto de partir a la misión, muchas gracias por lo que compartes, nos motivas, nos ayudas a comprometernos más..!!
gracias

El no salir a una misión de tiempo completo no impidió ir por todo el mundo y predicar el evangelio, pero que gran bendición he recibido al poder saber que puedo ayudar a otros a fortalecer sus testimonio por medio de la web o inclusive dar a conocer mis creencias, desde que cambié mi Status Quo he encontrado paz conmigo misma al saber que he puesto un grano de arena a la obra del señor, vuelvo a mencionar  “No encontrarás la paz si no cambias las cosas”, la clave para poder predicar es cambiar aquellas cosas que van mal, si no tenemos un testimonio, entonces busquemos esa confirmación, si nuestro conocimiento del evangelio no es completo, estudiemos y leamos las escrituras, nunca es suficiente para saber de las maravillas que el Padre tiene preparadas para nosotros, alcemos la voz y movamos nuestros dedos al compás de la tecnología para poder predicar a otros y llegar a más personas en el mundo, o si la tecnología no es lo que mejor sabemos hacer, pues compartamos con aquellos a quienes estimamos y nos rodean, como dijo el Principito “No encontrarás la paz si no cambias las cosas. Si no te conviertes tú mismo en vehículo, vía y movimiento” seamos ese vehículo, esa vía y ese movimiento en las manos del Señor, les aseguro que las bendiciones llegarán a su vida, porque el Espíritu Santo morará en nosotros, porque al estar rodeado de buenas obras seremos bendecidos como familias, estaremos felices por hacer las cosas de mejor manera y tendremos esa paz interior que solo el Señor da (Juan 14:27). 

 Una foto tomada de la capilla del barrio que asisto

 Con mi hermano y mi esposo


miércoles, 14 de agosto de 2013

Conviviendo Etapas



Para muchos de ustedes al igual que para mi, el Profeta Gordon B. Hinckley estuvo presente en mis primeras etapas de la vida, aquellas que forma el carácter y te definen como persona, no puedo decir que recuerdo el momento exacto en que aceptó su llamamiento como Presidente de La iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días, pero sé que fue cuando tenía cerca de 7 años de edad, cuando aún asistía a la primaria, en ese entonces solo lo conocía por láminas o a través de la pantalla que transmitían sus discursos, sin duda era casi como de mi familia, porque siempre se hablaba de él en las clases o en la noche de hogar. Con el tiempo fui creciendo y él envejeciendo paulatinamente, yo me había cambiado de ciudad pero aún seguía presente en esta nueva etapa con las mujeres jóvenes, el sentimiento hacia él era distinto, como de otro Padre para mi, yo seguía estando firme y constante en el evangelio por lo que no me perdía la ocasión de poder escucharle en directo, pasaron muchas conferencias gratificantes en donde sus mensajes llegaban hasta mis huesos logrando que mi piel se erizara, quizás... porque en ese mismo momento mi espíritu se conectaba con su espíritu, fue también en esa misma etapa en la que me acompaño y consoló, quizás la más difícil de todas, pero que sin su voz yo habría vacilado en seguir adelante con fe, me fortaleció y me guío para prepararme para mi convicción sobre el evangelio que no tardo en llegar. Sin duda hay un cariño especial para esta persona que se marchó cuando yo tenía 20 años luego de haberle conocido de cerca y de haber participado y bailado para él, dejó un gran legado de enseñanzas y ejemplo que jamás olvidaré y que estoy segura de que al reunirnos en la eternidad... lo abrazaré y diré "Gracias por haber sido parte de mi vida"

"Ahora, mis queridas y maravillosas jovencitas, les hablo con el amor de padre que siento por ustedes. Les agradezco que hayan andado tan bien hasta ahora. Les ruego que nunca bajen la guardia, que se establezcan un propósito, que se mantengan firmes y sigan adelante inmutable ante cualquier tentación o fuerza enemiga que pueda cruzarse en su camino. Ruego que no desperdicien su vida, sino que den fruto de un grandioso y eterno bien. Los años pasarán y yo no estaré aquí para ver lo que hayan hecho de su vida; pero habrá muchos, sí, muchos otros que dependerán de ustedes, cuya paz y felicidad dependerá de lo que ustedes hagan. Y sobre todos ellos estará nuestro Padre Celestial que siempre las querrá como hijas suyas."

Obsequio de una clase de MM.JJ.

Un gran recuerdo de mi participación bailando cueca

jueves, 1 de agosto de 2013

El estudio del Libro de Mormón

Durante esta semana el estudio del Libro de Mormón lo he enfocado sin darme cuenta en el contexto mismo de la época, tanto en condiciones geográficas, de medio de transporte y distancias recorridas. Al comenzar nuevamente mi estudio en dicho enfoque, he acompañado a Lehi y su familia con mayor entusiasmo en su travesía por el desierto, entender sus condiciones básicas también a ayudado a comprender la actitud de Lamán y Lemuel al no querer volver del desierto a la ciudad de Jerusalén o de Saría al pensar que sus hijos habían muerto mientras iban en busca de las planchas de bronce, por lo general las veces anteriores en que leía estos capítulos no podía dejar de juzgar fuertemente a estas personas por sus actitudes, pero surge la siguiente pregunta ¿Soy mejor que ellos? El libro de Mormón nos muestra historias de grandes hombres y líderes de la iglesia que hoy también podemos encontrar, pero la mayoría de nosotros somos tanto mas parecidos en actuar como Lamán y Lemuel, sin embargo estamos firmes en el evangelio porque nos dejamos llevar un poco a la manera de ser de Sam, siempre obediente y confiando plenamente en su hermano Mayor (nuestros líderes), sin duda que el libro nos insta a llegar a ser aun mejor, así como Nefí "Constante he inmutable en obedecer los mandamientos del Señor".

Las mejores enseñanzas de vida relacionadas al evangelio, me han sido otorgada durante mi niñez cuando vivía en Concepción. Creo que tenía cerca de 5 o 6 años de edad y en el sector que vivíamos (Boca Sur) no teníamos una capilla cercana donde asistir, pero a unos 5 kilómetros aproximadamente se ubicaba el centro de estaca de San Pedro, en ese periodo mi familia no pasaba por una buena situación económica, mi padre trabajaba para poder dar sustento a 4 hijos que no pasaban de los 10 años y a mi madre que cuidaba de nosotros en casa, recuerdo que asistir a la capilla nunca estuvo en duda, ya conocíamos donde estaba pero mis padres no contaban con dinero para poder tomar un bus, inclusive para ahorrar mi padre se iba todos los días en bicicleta hasta su trabajo, entonces la decisión fue que caminaríamos los domingos para cumplir con nuestro deber, ya sea verano o invierno hasta que terminarán la nueva capilla que se estaba edificando, mi memoria no tiene los hechos con tanta claridad pero si sé que disfrutábamos esa caminata, cantábamos canciones de la primaria. Caminando debe haber sido casi una hora y quizás un poco más con niños, según mi edad en ese entonces no recuerdo que la distancia fuera larga, creo que al crecer he notado mayormente el sacrificio que hacíamos como familia.

Esta pequeña muestra de sacrificio no se compara en nada al que hizo Lehi y su familia, al dejar todo sus bienes y seguir los mandamientos del Señor, pero si comenzamos a realizar pequeños sacrificios diarios, como apartar tiempo para leer el Libro de Mormón, el Espíritu permanecerá y dará fruto en nuestras vidas, tal como dice la canción "Al leer las escrituras, puedo entender tu ley. Si yo sigo tus preceptos, vida eterna lograré." Himno #180


 (Mapa del recorrido de mi casa a la capilla)

Les dejo algunos diseños que preparé para ayudarles en su estudio personal del Libro de Mormón y otros que encontré en la web y que traduje para que puedan disfrutarlo.







Mapa del Viaje de Lehi y su Familia

miércoles, 10 de julio de 2013

El Poder de Filtrar

Siempre he pensado mucho en la mejor forma en la que nosotros podemos evitar aquellas cosas que no son provechosas y que destruyen nuestra paz interior y la tranquilidad de las personas que nos rodean, en el folleto "Para la Fortaleza de la Juventud" encontramos una serie de normas que ayudan a TODO miembro (aun cuando el título se dirija a los jóvenes) a PERMANECER santificados, sin embargo hay tres de ellas que me referiré principalmente en esta entrada y son:
 La diversión y los medios de comunicación
"Elige sabiamente al usar los medios de comunicación, ya que lo que lees, escuchas o miras influye en ti. Selecciona únicamente los medios de comunicación que te eleven. Satanás se vale de dichos medios de comunicación para engañarte al hacer que lo que es incorrecto y malo parezca normal, gracioso o emocionante. Él trata de engañarte al hacerte creer que el quebrantar los mandamientos de Dios es aceptable y que no tiene consecuencias negativas para ti ni para los demás. No asistas, ni mires, ni participes en nada que de alguna manera sea vulgar, inmoral, violento o pornográfico. No participes en nada que presente la inmoralidad o la violencia como algo aceptable. Ten el valor de salir del cine, de cambiar la música o de apagar la computadora, la televisión o el celular (móvil) si lo que miras o escuchas aleja al Espíritu."
El lenguaje
Elige amistades que utilicen un buen lenguaje y ayuda a los demás a mejorarlo por medio de tu ejemplo. Ten la disposición de alejarte o de cambiar de tema con cortesía cuando los que te rodeen utilicen lenguaje inapropiado.
La música y el baile
Elige con cuidado la música que escuches; presta atención a lo que sientas cuando la estés escuchando. Cierta música tiene mensajes malos y destructivos. No escuches música que fomente la inmoralidad o ensalce la violencia, ya sea por medio de su letra, su ritmo o intensidad. No escuches música que utilice lenguaje grosero u ofensivo ni que promueva prácticas perversas. Esa clase de música puede entorpecer tu sensibilidad espiritual.
Hace unos años revisando la Liahona encontré un cartel mormón que ilustraba muy bien lo que debemos hacer para que ninguna cosa pueda contristar nuestra paz y nuestra alma, si nos ponemos a pensar hay tres de nuestros sentidos por los cuales podemos recibir y dar información, al ver, escuchar y hablar estos se relacionan con las normas antes mencionadas, que si se leen pueden resultar muy fácil de cumplir pero ¿Realmente lo es? les contaré una experiencia que me sucedió hace algunos meses.
En los meses en que me preparaba para mi nuevo trabajo debía estudiar mucho y además lograr un excelente trabajo en equipo con todos mis compañeros. Durante dos meses estuve con todos ellos luchando por quedar en el puesto al que postulábamos, para muchos los temas eran completamente nuevos ya que se relacionaban completamente con el mundo aeronáutico, además todos vivíamos en diferentes comunas y necesitábamos reforzar nuestros ejercicios prácticos y que mejor para lograr coordinar que utilizar la tecnología, se creo un grupo en WhatsApp en el que todos nos dábamos algún tipo de ayuda mientras estudiábamos, era una herramienta muy útil, con el tiempo algunos compañeros empezaron a enviar cosas obscenas que atentaban a mis principios, entonces esas imágenes quedaban en mi celular, no puedo decir que eran malas personas por el simple hecho que no tienen las mismas creencias y principios que yo, pero eso afectaba directamente a mi espíritu. así que decidí salirme de ese grupo y filtrar lo que puede dañar mi paz.
Con todo esto y muchas otras experiencias que he tenido la oportunidad de filtrar lo que veo, digo o escucho aun me falta mucho por mejorar, pero lo que si he aprendido con el tiempo es que FILTRAR debe comenzar por uno mismo, vemos que en internet se nos ofrecen antivirus que tiene un costo asociado y una fecha de caducidad, sin embargo el método que nos enseñan en las normas Para la Fortaleza de la Juventud es gratis y es uno que dura toda la vida y que nos enseña a ser mucho mas fuertes ante alguna prueba, nos da control sobre nuestro cuerpo, nuestros actos y sobre la manera de ser.



Comparto con ustedes algunas fotografías que he tomado durante algún tiempo y que refleja el poder de filtrar.




viernes, 5 de julio de 2013

Testificar


A unos pocos días de ser primer domingo del mes quisiera hablar sobre la forma correcta de testificar, durante mi vida de miembro he ido comprendiendo la forma de hacerlo, esto no solo logra la presición del mensaje sino también el tiempo necesario para lograr que otros puedan compartirlo. En el 2002 una carta de La Primera Presidencia demuestra su interés sobre el tema: “Nos preocupa que haya miembros que desean compartir su testimonio durante una reunión de ayuno y testimonios y no tengan la oportunidad de hacerlo. Se insta a los obispados a ayudar a todas las personas a aprender cómo expresar un testimonio breve y sincero del Salvador, de Sus enseñanzas y de la Restauración, para que haya más miembros que tengan la oportunidad de participar”
 
 (Dibujo hecho por mi hace unos 5 años)

Cuando es el momento de dar mi testimonio me ayuda pensar que en la congregación se encuentra un investigador que por primera vez asiste y que en ese instante no necesita comprender todas los temas relacionados al evangelio, eso lleva tiempo y dedicación, pero lo que si necesita es la confirmación de espíritu a espíritu sobre lo que se esta testificando, eso impacta en la vida de las personas incluso en la de los miembros que llevamos años. El testimonio es una de las mejores herramientas al momento de compartir el evangelio, es una confirmación sobre un tema en particular y en el evangelio su fundamento es el conocimiento de que nuestro Padre Celestial vive y nos ama; que Jesucristo vive, que es el Hijo de Dios y que llevó a cabo la Expiación infinita; que José Smith es el profeta de Dios que fue llamado a restaurar el Evangelio; que somos guiados por un profeta en la actualidad; y que La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es la Iglesia verdadera del Salvador sobre la tierra.
El presidente Boyd K. Packer, Presidente en Funciones del Quórum de los Doce Apóstoles, compartió la siguiente observación: “En el campo misional tuve una experiencia que me sirvió para aprender mucho en cuanto al testimonio. A pesar de que todo parecía estar bajo control, no progresábamos como debíamos. No se trataba precisamente de algo que estábamos haciendo cuando en realidad no debíamos hacerlo, sino de algo que debíamos hacer y que no estábamos haciendo.
“Llevamos a cabo una serie de conferencias de zona para incrementar la espiritualidad en la misión. En vez de programar instrucciones sobre la mecánica de la obra misional, decidimos efectuar reuniones de testimonios. En la última conferencia, en el testimonio de uno de los humildes élderes, encontré la solución al problema. Hubo algo diferente en cuanto a la declaración de aquel atemorizado y nuevecito misionero. No estuvo de pie por más de un minuto, pero pese a ello, por medio de su expresión comprendí qué era lo que faltaba.
“Los testimonios que escuchamos de todos los demás misioneros se ajustaron, más o menos, a las siguientes palabras: ‘Estoy agradecido por estar en el campo misional. He aprendido muchas cosas. Tengo un buen compañero. He aprendido mucho de él. Estoy agradecido por mis padres. Mi compañero y yo tuvimos una experiencia interesante la semana pasada. Estábamos folleteando y...’ Entonces el misionero relataba la experiencia y después decía algo más o menos así: ‘Estoy agradecido por estar en el campo misional. Tengo un testimonio del Evangelio’, y terminaba diciendo ‘en el nombre de Jesucristo. Amén’.
“Pero el testimonio del misionero que mencioné fue diferente. Sin el más mínimo interés de tomar mucho tiempo dijo simple y rápidamente con voz temblorosa: ‘Sé que Dios vive. Sé que Jesús es el Cristo. Sé que tenemos un profeta de Dios guiando esta Iglesia. En el nombre de Jesucristo. Amén’. “Ése fue un testimonio. No fue simplemente una experiencia ni una manifestación de agradecimiento, sino que se trató de una declaración y de una testificación.
“La mayoría de los misioneros habían dicho que tenían un testimonio pero no lo habían declarado. Este otro joven élder lo había declarado en pocas palabras, en forma directa y elemental, pero al mismo tiempo poderosa.
“Fue entonces que comprendí lo que estaba funcionando mal en la misión. Nos estábamos limitando a relatar experiencias, a expresar agradecimiento, a reconocer que teníamos un testimonio, mas no estábamos testificando”
¿Cómo logramos compartir el testimonio con verdadera intención como el del jóven misionero? Al pensar en esta pregunta no pude evitar relacionar la importacia del primer domingo del mes "Ayuno y Testimonio" es que el propio título da la clave para un testimonio con poder y autoridad eso no quiere decir que no necesite un trabajo anterior, para compartirlo es primordial obtenerlo mediante el estudio y la oración y luego de obtenerlo nutrirlo hasta el fin.
Aun recuerdo cuando estaba en las mujeres jóvenes y comence a preguntarme el porque asistía a la iglesia, no quería ir solo por qué mis padres iban, sino porque yo lo había decidido y a pesar de haber nacido dentro del convenio era necesaria mi propia conversion. Fue cuando esta simple frase surtio efecto en mi vida "La búsqueda de un testimonio comienza con un deseo justo y sincero". Ese deseo comenzo a dar fruto, comence a estudiar las escrituras, oraba con fervor cada noche para que las impresiones del espíritu tocara mi espíritu, algunas noches lograba sentirlo a medida que la lectura avanzaba, me volví mas diligente en guardar los mandamientos y cumplir, ayunaba para poder tener respuesta a mis oraciones y fui ahí, un domingo de ayuno y testimonio que logre testificar sobre el evangelio con verdadera intención porque ya lo sabía y hasta el día de hoy lo sé.
“Si despertáis y aviváis vuestras facultades hasta experimentar con mis palabras, y ejercitáis un poco de fe, sí, aunque no sea más que un deseo de creer, dejad que este deseo obre en vosotros, sí, hasta creer de tal modo que deis cabida a una porción de mis palabras” (Alma 32:27).
Al comprender estos fundamentos el domingo de ayuno y testimonio será un día de mutua fortaleza espiritual, esperemos con ancias este domingo y compartamos un breve testimonio sobre Cristo. Yo creo en él, que el vive es mi Salvador y Redentor que esta a la cabeza de esta iglesia, se que el Profeta Thomas S. Monson recibe instrucción directa de los Cielos, no hay duda en mi corazón. En el nombre de Jesucristo. Amén.

lunes, 13 de mayo de 2013

Juventud SUD

En uno de mis viajes a Bogotá conocí a una joven conversa quién muy amablemente me llevo a conocer la calles de la capital, entre tanto tema de conversación tocamos uno que hasta el día de hoy me parece interesante, resulta que a ella no le gustaba asistir a fiestas en la iglesia, me llamo la atención porque la verdad es que siempre lo pase muy bien, pero ella respondió en su defensa,  ¿para que asistir si los grupos ya están y son tan cerrados que es muy difícil dar cabida a alguien mas? cuando no era miembro y asistía a otros lugares a bailar podía entablar mas fácilmente una conversación y hasta bailar con chicos que no conocía. Esto no reboto en mi cabeza hasta hoy que tuve una plática corta pero que fue el pie para escribir esta entrada en mi blog. Fueron las simples palabras de mi hermano que decía "tan jóvenes y tan fomes" que yo respondo intuitivamente .. sí, casi siempre es así..

Analizando, creo que la juventud SUD cada vez carece de la capacidad de asombro hacia las cosas sencillas del día a día,, queremos a jóvenes más espirituales, pero también que esos jóvenes y jovencitas tengan vigor y un espíritu de aventura. Una de las experiencias que tuve hace un tiempo al asistir como líder de campista, me desmotivo al captar el poco interés de hacer una construcción con sus propias manos o simplemente de la oportunidad de conocer el exterior desde un prisma directo, luego en los bailes no se bailaba, no hay shows de talentos, en Instituto de Religión se ven los  grupos "Vip" , quienes son o no son del liderismo y personas que han estado mucho tiempo ahí y que por una deficiencia no se les toma en serio, quizás muchas veces me ahogué en la misma rutina y hasta el día de hoy pierdo el interés de interacción, por una parte un factor importante podría ser la tecnología, que con tanta redes sociales perdemos esa capacidad de sociabilizar personalmente que somo capaces de poner me gusta o de saludar por esos medios, pero cuando nos encontramos cara a cara, es difícil decir un "Hola", pero resulta que son nuestros "Amigos" en la red, entonces ese gusto por lograr la mayor cifra de amistades se vuelve nada mas que eso, CIFRAS.

Para cerrar esta pequeña entrada nada mas que darles tips, si no saben o no les gusta bailar, bailen! eso hará que aprendan a hacerlo o a quererlo, si estén en un evento social y no conocen a muchas personas, pues alcen la voz y decidan abrir su círculo de amistad, hay mucha gente buena y de la cual pueden aprender, y por último... no olviden que solo por un año se tienen 12 o 15 o veintitantos la vida es para disfrutarla en cada etapa, salir, conocer, hacer el ridículo de vez en cuando, admirar el arte, bajarse del auto y caminar o andar en bicicleta, el tiempo es un bien es caso y si no se disfruta ahora ¿Cuándo? no se queden en Cifras o en lo que podrían hacer, Solo Hazlo... tal como dijo el Presidente Hinckley.

Simplemente disfrutando de un mural

Recordando mi infancia de dibujos animados "Don gato y su pandilla"

viernes, 26 de abril de 2013

Día de la madre

Navegando por la web encontré una excelente idea para envolver tu regalo en el día de la madre, claro que si tu regalo no es muy grande, como unas joyas, dulces u otra cosa que se te ocurra. Aquí te dejo los pasos y todo lo que necesitas para hacerlo...

Disfruta!

Nota: imprime el diseño en una cartulina blanca tamaño carta para que quede más resistente. Descarga la plantilla AQUÍ


miércoles, 24 de abril de 2013

Una Frase para el día

Durante el transcurso de la vida las amistades se van tornando diferente de acuerdo a las etapas que vas quemando en el camino, hay amistades que siempre están porque su rumbo maduró al compás del tuyo, otras se dejaron porque en cierta etapa decidiste crecer, lo importante de la amistad es que los buenos amigos siempre te hacen mejorar.

By  Me

martes, 23 de abril de 2013

Gourmet Musical

Hace unas semanas la secretaría de la Sociedad de Socorro, me solicito un diseño de afiche para una actividad que se llevaría a cabo durante el mes para todas las mujeres del barrio, al concluir el trabajo, me dedique a analizar el sentido de la actividad, la idea es que cada hermana pueda llevar una repostería o comida, la que mejor sabe hacer para compartir junto a las demás hermanas del barrio, mientras que otra hermana les enseñaría a dirigir himnos de la iglesia, pensé en que yo si sé hacerlo pero que hay muchas mujeres que no tienen ese conocimiento, en ese preciso instante mi mente se transporto a la Europa a finales del siglo XVIII, cuando las mujeres desarrollaban un papel importante social y moralmente en la sociedad, la idea era formar buenas esposas y educadoras para sus hijos, por lo que ellas debían aprender de la lectura, escritura, el arte de la aguja, música, danza y dibujo y traspasar esos conocimiento a las futuras generaciones. Me imagino que si trasladamos eso a estas épocas en los hogares Santo de los Últimos Días no es tan diferente el propósito que tenemos como mujeres, enseñar buenos principios y hacer de nuestros hogares un pedacito de cielo.

Aún recuerdo la importancia de la música en mi hogar, desde niña escuchaba a mi madre cantando todo el día mientras ordenaba la casa (es una práctica que hasta el día de hoy sigue haciendo) a pesar de que creo que jugaba mas al "cámbiele la letra", siempre podíamos corregirla porque gracias a ella los cassette  de la primaria sonaban una y otra vez que puedo decir que me sé el "noventa porciento" de las canciones que ahí aparecen. También puedo decir de mi madre que al no ser erudita en el piano, nos enseño a mis hermanos y a mi a leer música a poder tocarlas en el piano (que en ese entonces era el órgano de la capilla que ocupábamos mientras esperábamos a mi padre que saliera de las reuniones), nos enseño a dirigir y nos invitó a participar en familia de coros de Barrio, Estaca y Regionales.

Con el tiempo la música ha inspirado diversos escritos y creaciones, ha consolados mi alma en momentos de suma aflicción, a fortalecido mi Fe, testificado de Cristo y a dado conocimiento a mi espíritu, siempre y cuando ha sido la correcta melodía.


Nota: Compartiré mi canción favorita, es la que me inspira y acompaña para cada entrada de este blog.



domingo, 21 de abril de 2013

La ley de Sacrificio y Consagración


Hoy en la clase de la Escuela Dominical se habló sobre la ley de Consagración y recordé un discurso que tenía guardado hace un tiempo, así que lo dejo para compartir con ustedes.

Consagrarnos al servicio del evangelio mediante el Sacrificio personal

Durante la semana pude ver uno de mis programas favoritos en la televisión, mostraba la historia de una madre soltera que paso por muchas tribulaciones siendo, desde la drogadicción que generó la despreocupación por sus hijos, hasta casi perderlos por mandato de un juez, cuando estaba a punto de perder todo, logro comprender el daño que ella misma se estaba ocasionando y no solo a ella sino que a toda su familia, Con el transcurso del tiempo tomo la decisión de cambiar su vida y darla al servicio de la comunidad e inclusive de compartir su experiencia de vida con aquellos que estaban siguiendo el mismo camino que en un comienzo tanto le había quitado. Esta mujer siendo de escasos recursos logro salir adelante con perseverancia para poder ayudar a su familia, he inclusive creó una organización para ayudar a los desamparados aun cuando su casa había sido partícipe de un gran incendio, ella aun así seguía ayudando con lo poco que le quedaba.

Desde la creación del mundo el sacrificio ha sido parte fundamental del evangelio, como recordatorio de lo que habría de venir en cuanto a la expiación de Jesucristo, hoy si bien debemos seguir recordando lo que Él hizo por nosotros por medio de la Santa Cena, el Señor nos  pide otro tipo de sacrificio:
“Y me ofreceréis como sacrificio un corazón quebrantado y un espíritu contrito. Y al que venga a mí con un corazón quebrantado y un espíritu contrito, lo Bautizaré con fuego y con el Espíritu Santo…” (3 Nefi 9:20)
Luego de ser bautizados muchos de nosotros hemos cumplido con este mandato refiriéndose a la disposición de arrepentirnos sinceramente de nuestros pecados y de no volver a hacerlo porque deseamos seguirle, pero somos hombres naturales en una tierra terrenal llena de tentación, entonces el tener un corazón quebrantado y un espíritu contrito significa ser humilde y receptivo a la voluntad de Dios y al consejo de los que Él ha llamado para dirigir Su Iglesia, tanto profetas, apóstoles o nuestros líderes locales
Muchos de nosotros hemos entrado al templo y concertamos un convenio celestial con el Señor, porque sabemos que estaremos eternamente en deuda por lo que Él hizo por nosotros, estamos bajo convenio de vivir estas leyes y para tener una recompensa celestial debemos obedecer estas dos leyes, la Ley de Sacrificio y Consagración. Entonces si volvemos al punto del sacrificio, comprendemos que es esencia de nuestra religión y que está completamente ligada con la Consagración. Una no puede vivir sin la otra.

La ley de consagración nos guía para que consagremos nuestro tiempo, nuestros talentos, nuestro dinero y propiedades, a la causa de la Iglesia; todo ello debe estar disponible hasta donde sea necesario para aumentar los intereses del Señor en la tierra.

Cuando se construyó el templo de Santiago de Chile, los miembros tuvieron que aportar económicamente y también con tiempo de trabajo para la construcción de la Casa de Señor, este fue un fiel reflejo de llevar a cabo el mandato que nos hace el Padre a cada uno de nosotros.


(Fotos de registro de mi Papá)

La ley de sacrificio nos encausa hasta estar dispuestos a sacrificar todo lo que tenemos a favor de la verdad; todo; aun nuestra vida misma si fuere necesario.

Les contaré una historia que aconteció hace muchos años cuando Jesucristo estaba en la tierra predicando el evangelio.

“Y he aquí uno, acercándose, le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? Y él le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno es bueno sino uno, a saber, Dios; y si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás; no acometerás adulterio; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre; y, amarás a tu prójimo como a ti mismo. El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta? Le dijo Jesús: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Y al oír el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.” (Mateo 19: 16-22)



Un joven que estuvo a punto de ser parte del apostolado, de vivir las experiencias más grandes de su vida, de compartir diariamente con el hijo de Dios y de tener grandes visiones y revelaciones. Todo esto descartado por el simple hecho de no querer dejar sus posesiones.

¿Y nosotros que somos capaces de dar para mantener la obra del Señor?

El profeta José Smith dijo “Una religión que no requiere el sacrificio de todas las cosas, nunca tiene el poder suficiente con el cual producir la fe necesaria para llevarnos a vida y salvación”

La enseñanza de este convenio se debe implantar en los corazones de los miembros desde pequeños. Aun recuerdo las enseñanza de mis padres cuando luego de mucho tiempo sin tener televisor, llego la esperada pantalla a color de 14 pulgadas, mis padres nos juntaron a todos y nos expusieron las reglas de uso y nos comunicaron la decisión que habían tomado al comprar el televisor, y era que lo consagrarían a la obra del Señor, en ese entonces no todas las capilla poseían uno para el barrio, así que en caso de que se necesitará para dar un video, ellos lo llevarían. Pasaron los días y como niños teníamos nuestros dibujos animados preferidos, disfrutábamos con la programación a ciertas horas en que nos dejaban disfrutar de la televisión y cuando estábamos en la mejor parte, mi papá que era obispo en ese entonces  pasaba a buscar el televisor para una actividad de la capilla, como niños recuerdo que nos disgustábamos y que no queríamos que se lo llevarán, pero mis padres nos recordaban a mí y a mis hermanos del convenio que habían concertado con Dios.
Con el tiempo esas experiencias han formado mi carácter y comprensión sobre puntos claves del evangelio.

Repito nuevamente ¿Y nosotros que somos capaces de dar para mantener la obra del Señor? Hoy en día no tenemos que hacer grandes sacrificios como los pioneros quienes dieron de sus bienes o no vemos mártires como los profetas y santos de la antigüedad, hoy se nos pide de que demos de nuestro tiempo lo que se ha tornado más valioso que incluso el mismo dinero, porque el tiempo no hay forma de recuperar, así como esta mujer que logro salir adelante y consagro su vida en pos de la comunidad en la cual vivía que no tenía mucho con que dar, pero si tenía un corazón dispuesto a dar, ese sentimiento es el que nos motiva a ser  capaces de ayudar a nuestros amigos, vecinos y toda persona que necesite de una mano.




viernes, 5 de abril de 2013

Semana de Conferencia





Mi trabajo no permite que pueda estar todos los fines de semana en casa, por lo general me encuentro en otro país o rumbo a mi destino, es algo que nunca había planificado hacer, por lo general amo servir y cumplir con mis llamamientos el día domingo, entonces hace un mes atrás recordé que pronto se vendría la conferencia y que quería estar allí tanto física como mentalmente, me arrodille y oré con todas mis fuerzas para que esos días yo pudiera asistir junto a mi esposo, cuando llego mi rol de abril con mis días libres, lo vi pero no le di mucha atención hasta unos días atrás que noté que el Señor sí había contestado mi oración y que podría estar presente en todo sentido para poder escuchar la voz de los profetas vivientes. Que maravilloso fue sentir nuevamente y saber que el Señor esta siempre que lo buscamos con verdadera intención y que nos escucha y presta atención a nuestras suplicas. 

Comparto con ustedes una actividad para niños en la edad de valientes y jóvenes para que puedan realizar en esta conferencia, algo que encontré en otro blog.

Disfrútenlo!