jueves, 28 de noviembre de 2013

¿Voluntad Forzada o Fuerza de Voluntad?

Cuando redactaba este mensaje me inspiré con esta canción que me gustaría que escuchen mientras leen a ver si así sienten lo que yo sentí al escribir...




Hace unos seis meses me daba cuenta de lo gordo y ancho de mi cuerpo en comparación a cuando estaba aun soltera, entonces comenzamos con Felipe a correr lo cual duro solo una semana, yo por otra parte empezaba una rutina de ejercicios que nunca continué. Seguía comiendo en las noches con los amigos alimento que solo aportaba más y más grasa. Hasta que hace unas dos semanas me miré y me dije "ya basta de gordura, necesito estar mas saludable!", así que comencé con ejercicios (Zumba, trote, máquina) y por sobre todo a comer como corresponde, debo decir que NO me a costado tanto como cuando comencé la primera vez, mi rutina de ejercicios no se tranza, tengo mayor energía y ganas de alimentarme nutritivamente, las consecuencias han sido muy buena ha pesar del poco tiempo que llevo haciéndolo, pero por sobre todo me siento bien porque he logrado esa fuerza de voluntad que tanto anhelaba, es que no es lo mismo cuando te obligan a hacer algo que cuando lo haces por ti, por tus ganas de cambiar. 



Ayer estuve analizando mucho todo el cambio que estoy teniendo en estas semanas no pude evitar relacionarlo con algo del evangelio que sentí la impresión de compartirlo con ustedes. Y aquí estoy dándole al teclado para que puedan comprender y sentir aquello que quiero compartir, en especial a quienes sienten que sus debilidades son mas fuertes que ustedes mismo y que nos les permiten seguir firmes en el evangelio.

En el libro de mormón encontramos la breve historia de Coriantón hijo de Alma (Alma hijo de Alma el que fue sacerdote del Rey Noé) quien se fue tras una mujer de mala reputación llamada Isabel (Alma 39: 3). Luego de haber hecho eso fue reprendido por su padre, pero aun así él seguía teniendo muchas dudas en relación al evangelio las cuales fueron aclaradas por Alma. Pero lo que me llama mas la atención de Coriantón, es que no se le vuelve a mencionar hasta el capítulo final del "Libro de Alma" con la siguiente frase " ... había partido para la tierra del norte en un barco, para llevar provisiones a la gente que había ido a aquella tierra." (Alma 63:10) Al pensar en esto me di cuenta que tiene mucho sentido esa breve historia, Coriantón al ser un hombre sin la responsabilidad de un cargo de apostolado o profético, al igual que nosotros SÍ fue llamado a predicar el evangelio, pero también contaba con debilidades de un hombre natural, pero me gusta leer que luego de haber sido amonestado por su padre el siguió firme en el evangelio. Creo que esa voluntad que le forzó su padre para que meditara en cuanto al evangelio, ayudo a que él pudiera tener su propia fuerza de voluntad y cambiar porque él así lo quería.

Desde épocas muy antiguas el mundo ataca a quienes tratan de seguir las enseñanzas de Cristo, una ejemplo perfecto lo encontramos en tercer Nefi: "Y también hubo causa de mucha tristeza entre los lamanitas; porque he aquí, tenían muchos hijos que crecieron y aumentaron en años hasta actuar por sí mismos, y unos que eran zoramitas los indujeron, con sus mentiras y sus palabras aduladoras, a unirse a esos ladrones de Gadiantón." Hoy no existen Zoramitas pero si hay muchas modas que inducen a seguirlas y que si no nos mantenemos firmes en nuestras creencias no pueden tomar y nunca dejar.

También se que muchos de nosotros tenemos grandes debilidades al igual que Coriantón, muchas de las cuales nos entristecen, lo importante es ser fuerte y vencer esa debilidad, no digo que va a ser algo que cambie de un momento a otro tan fácilmente, requiere un proceso de arduo trabajo en que nuestra debilidad se convierta en fortaleza, una de las claves la da Éter "y si los hombres vienen a mí, les mostraré su debilidad. Doy a los hombres debilidad para que sean humildes; y basta mi gracia a todos los hombres que se humillan ante mí; porque si se humillan ante mí, y tienen fe en mí, entonces haré que las cosas débiles sean fuertes para ellos." (Éter 12:27) 

Las debilidades pueden presentarse en cualquier tipo de forma, física, emocional, carnal, de consumo, etc. es por eso que otra de las claves para afrontarlas podemos encontrala en uno de sus tantos discursos de el Elder Russell M. Nelson: "A veces la necesidad de perseverar se presenta al afrontar un problema físico. Cualquiera que padezca una grave enfermedad o los achaques de la edad tiene la esperanza de poder perseverar hasta el fin de tales aflicciones. La mayoría de las veces, los problemas físicos sumamente difíciles también van acompañados de retos espirituales."

Quiero dejarles con los mejores deseos para ustedes quienes tienen grandes pesares por sus debilidades, pero también a ustedes que sienten que su debilidad es nada en comparación con las que tiene algún familiar o amigo, que sufren por causa del pesar de quién esta vagando en el mundo por no encontrar el camino de vuelta casa o si conocen a alguien que trata y trata de hacer de lo débil algo fuerte de sobrellevar, a todos ustedes que se preocupan de su prójimo en dificultades les digo..no les dejen de lado, luchen junto con ellos, ayudenlos a perseverar con fe, sean como Alma, impulsen a hacer lo bueno hasta que por ellos mismos logren esa Fuerza de voluntad para lograr aquel cambio, ustedes no estarán solos en esta batalla porque el Padre Celestial les cubrirá con su amor y les consolará a través de su Santo Espíritu, tengo la convicción de que así es y será para ustedes, si tan solo ejercen esa fe aunque sea como un grano de mostaza, Él les ayudará para siempre y por siempre.



Flacos
Año 2011
Gordos
 Año 2013


No hay comentarios:

Publicar un comentario